El café de calidad no siempre es caro

Muchas veces pensamos que el café tiene que ser caro para ser bueno. En el mundo de la hostelería se pagan unos precios desorbitados por un simple quilo de café. Sabemos que muchas veces detrás del quilo de café se esconden cafeteras cedidas, toldos puestos, latas que disfrazan el valor real y desvirtúan el producto.




Pero porqué tengo que pagar muchos euros por un quilo de café? A caso la gente cuando entra a tomarse un café en un bar pide una marca determinada?. Verdad que no? El consumidor de café no es marquista nunca se fija en la marca del producto que toma. El consumidor valorará si el café es bueno o malo en función de muchos factores.

La denominaciones de origen y las mezclas que cada torrefactor haga pueden hacer variar notablemente el sabor del café. Pero cuando hablamos de arábigas o robustas hablamos de tipos de café concretos y con sabores determinados. Denotaremos el punto de acidez o amargor dependiendo de si contiene esa bolsa de café más robusta o más arábiga. Pero porque puede pagar tres veces mas por un café arábiga servido en lata o en bolsa? Pagaré mas por unas alubias enlatadas o frescas?

En definitiva siempre es bueno atender al comercial amablemente cuando entra en tu bar a ofrecerte un café diferente y no pierdes nada en probarlo y tomar luego tu decisión.















Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags